World Quality Day 2023

Esther Campoy, Quality Manager Grupo IFS

La Calidad es un aspecto esperado por los clientes y valorado por los proveedores, además de ser un elemento decisivo en la reputación empresarial. Implantar procesos de Calidad supone establecer protocolos de actuación para hacer lo correcto ante diversos escenarios que puedan sucederse. Se trata de añadir valor a la cadena de trabajo, ya que influye en todas las áreas que forman parte de una organización: empleados, agentes, proveedores y por supuesto, clientes.

La Semana Mundial de la Calidad tiene como objetivo sensibilizar y concienciar a las empresas de la importancia de desarrollar una gestión estratégica de la calidad, que promueva la optimización constante de los servicios que ofrecen.

Con motivo del Día Mundial de la Calidad, hemos hablado con Esther Campoy, Quality Manager del Grupo IFS en España, para conocer cuál es su labor y cómo se valora la Calidad en la empresa.

 

¿Podrías contarnos cuál ha sido tu trayectoria profesional?

Después de varios años trabajando como ingeniera de Caminos, Canales y Puertos en obra y consultoría, hace ocho años decidí entrar en el sector de la logística de la mano de International Forwarding S.L.U. El paso por varios departamentos estos años (Importación, Transbordos, Oficinas Internacionales, IFS Francia), me ha permitido aprender cosas nuevas cada día y crecer profesionalmente llegando a ocupar actualmente el puesto de Directora de Calidad.

 

¿Cómo definirías el concepto de calidad en nuestro sector?

El sector de la logística se ha demostrado esencial en los últimos años para el buen desarrollo de una innumerable cantidad de otros sectores a los que presta servicio.

La calidad, entendida como el cumplimiento de los altos estándares de rigor exigibles a lo largo de toda la cadena logística, es imprescindible para lograr la satisfacción de las partes intervinientes en toda transacción. Satisfacción que al final acaba por mejorar la eficiencia y reducir los costos de las empresas, lo que redunda en una mayor rentabilidad y competitividad en el mercado.

 

¿Cuáles son tus tareas como Quality Manager?

Desde hace unos meses estamos implementando nuestra política de Compliance en IFS, SC Trans, Stock Cargo y OE Spain. Una de las principales tareas que estoy llevando a cabo como Quality Manager es el desarrollo de los distintos procedimientos necesarios para la implementación de esta política en las cuatro empresas, así como atender las necesidades de nuestros clientes relacionadas con temas de Calidad.

 

¿Qué procedimientos estableces a diario?

Procedimientos esenciales para nuestros socios de negocio, por ejemplo, el de Homologación de Proveedores y Acreedores, ya que éstos constituyen un elemento clave para que podamos cumplir con nuestros compromisos al formar parte fundamental de nuestra cadena de valor.

Por otra parte, puesto que sabemos la importancia que tiene, desde el departamento de Calidad atendemos también las demandas de nuestros clientes que a su vez quieren homologar a cualquiera de nuestras empresas como Proveedor.

 

¿En qué consiste el departamento?

Debido a su juventud, podríamos decir que el departamento de Calidad está aún en constante evolución, adaptándonos continuamente a las nuevas necesidades que surgen según avanzamos en la implantación de las distintas políticas y procedimientos.

El objetivo final del departamento es que en todas las áreas de las distintas empresas del grupo se implante un modelo de Calidad global que asegure una perfecta ejecución de los procesos y por tanto, la satisfacción de nuestros clientes y proveedores, siendo una palanca de generación de valor y negocio para el grupo.

 

¿Por qué es necesario cumplir con estos requisitos?

El entorno competitivo y regulatorio en que nos movemos hoy en día hace que la Calidad haya dejado de ser una alternativa para convertirse en una pieza clave de cualquier organización que quiera crecer de manera sostenible y rentable.

El modelo de Calidad que estamos implementando asegura no sólo la excelencia en los procesos, también el respeto de forma escrupulosa de todas las obligaciones legales de un sector tan complejo como el nuestro, por lo que su implantación y adopción por todas las áreas de la empresa es fundamental.

 

¿Cuáles son los retos? ¿Y los objetivos?

Es todo un reto conseguir transmitir la importancia de llevar a cabo los cambios necesarios, aplicar nuevos procedimientos y adaptarse a nuevas formas de trabajar cuando “todo funciona”. Y no menos importante es el reto de lograr que la Calidad y su gestión, sean percibidas no como un mero trámite a pasar, ni papeleo que cumplir, sino como una herramienta imprescindible para aportar mayor valor a la empresa y al trabajo que realizamos día a día.

Nuestro objetivo es llegar a desarrollar un sistema de Calidad dentro de nuestras empresas mediante la mejora continua, una mejor gestión de nuestros procesos y con ello aumentar la satisfacción y fidelización de nuestros clientes.

Compartir en redes:

Noticias recientes